In memoriam

In memoriam
Siscu del Papaya

jueves, 6 de noviembre de 2014

REGATA PAÑUELO PAPEL TORREDEMBARRA - TARRAGONA

En el foro La Taberna del Puerto hay un grupo de cofrades que aportaron la idea de trasladar un cuaderno de bitácora por todo el litoral español. Al cabo de cinco años, con innumerables anécdotas descritas en sus páginas, ha arribado a nuestro puerto después de entregarlo los compañeros de la imperial Tarraco.

El Cofrade Mayor de Tarragona anotando en el cuaderno de bitácora la entrega 
Para recoger el cuaderno los cofrades de ambas bases organizaron, con la colaboración del Port dTorredmbarra y el club Maritim, la regata Pañuelo de Papel  (evento acostumbrado para acompañar al relevo de la custodia de dicho cuaderno). La clasificación fue por equipos, siendo el Drake en solitario y el Grop III los primeros en arribar, ambos de la flota de Regatestorre.

Se inició la jornada recibiendo a la flota de Tarragona, que agotada por la heroica travesía realizada (mar en calma, más bien dormida, y fuerza, no, inexistente),  el Port de Torredembarra les avitualló y recompuso con la invitación a un almuerzo, acompañados por los torrencs.

Con semblante de agotados, más bien extenuados, esperan el refrigerio
 Tipical esmorzar, o sea, ligera comida de media mañana que se acostumbra a realizar en jornada laboral, eso sí, sin vino, pero, al ser día de asueto el fugaz tentempié fue in crescendo y pasó de piscolabis a base de suave jamón dulce con bollitos pilla-dedos, a una cuchipanda de huevos fritos con panceta o similar vianda, siempre regada con vino o birra. 

Acompañó al cuasi ágape la correspondiente tertulia sobre interesantes temas y avatares navales con alguna apuesta entre los discretos observadores sobre "quién la cuenta más gorda".

El público quedaba impresionado cuando el amigo Fede explicó que pescando el calamar sacó un kraken y el compañero sentado a su estribor narró cuando huyó del Leviatán. Los niños, quizá por el exceso de coca-cola, estaban absortos y alarmados pensando que tenían que regresar navegando...

Kraken o pequeño calamar, mayor que un navío de cinco puentes.
Después de una sucinta reunión de patrones, se hizo la flota a la mar buscando la mejor posición de salida hasta que se inició la cuenta atrás. No hubo quejas y fue válida, ciñendo como es costumbre, con precaución no cazando en exceso escotas para evitar una posible rotura de la jarcia...


La verdad es que a pesar de la mala previsión por falta de viento, fue una navegación agradable sin mar y una brisa que la hizo corta...


Hasta que a una milla de la línea de llegada entramos en una calma chicha y empezamos a escuchar las desagradables socolladas,  que animaron a la mayoría a encender las calderas.


Insoportables estrechonazos que solo aguantaron cuatro y sin poner motor llegaron a vela por el siguiente orden:

                                         Draque
                                         Grop III 
                                         Deanwind 
                                         Río Cinca

                                         (Charly - Bravo)

La jornada finalizó como empezó: un agradable ambiente amigable, que esperamos se repita.

                                      Video de la regata