In memoriam

In memoriam
Siscu del Papaya

martes, 12 de noviembre de 2013

IX REGATAS ENTRENO TORREDEMBARRA

Rostros lívidos, descoloridos, más bien violáceos. Ese color que asoma cuando la mucosa se inflama y ¡hay!, que no llego a tiempo... Una sensación de hormigueo que te recorría la barriga cual veinteañero ibas al atardecer con el 600 en busca de la deseada cita,  pero no, el cosquilleo era el preludio de un apretón del glúteo medio, mayor y menor... La previsión era fuerza 6-7 con fuerte marejada y como un reguero de pólvora corrió la noticia de la anulación de la regata de Cambrils por el temporal que se anunciaba; a pesar de ello, con un arrojo encomiable, se decidió afrontar sin reparo la aventura de entregarse a una mar embravecida, solo pensando en el antagallado* de la mayor. 
Ya no hay seriedad. Hace muuuuuchos años, con el hombre del tiempo de la tele (en blanco y negro), Mariano Medina, lo tenías seguro: no acertaba nunca. El metereólogo se apostó recién contratado por TV1, la mejor emisora del momento (era la única), que se afeitaría el mostacho si se equivocaba: no se le vio con bigote nunca.  Ahora no hay seriedad. Con los satélites, pss,  bien, ha mejorado la presentación, eso sí; pero solo para distraer al respetable mientras  la NSA los utiliza para espionajes Merkelianos. ¡Teniendo a Claudia Schiffer al lado...!

Es indiscutible que la información meteorológica ha mejorado considerablemente
Celebramos la reunión de patrones en El Faro, comme il faut.  Después de ponernos,  inexplicablemente, de acuerdo ocho patrones, además con la opinión incontrolada de marineria, y la autoridad que ejercían las señoras participantes, se decidió una travesía a una boya de Tarragona (coordenadas de la baliza: seguir al primer barco, bien). No fue necesaria boya de desmarque y ya salimos directamente con el viento a fil de roda. Una salida limpia bien orquestada por el juez Josep y su ayudante. Emocionante como la Volvo Ocean Race pero de una flota más heterogénea, no por ello menos competente y adiestrada. Viento flojo justo para salir y hacer un par de bordos hasta caer en la desesperación de las socolladas*.

¡Tras el Papaya!


El Marinas con un gesto veleidoso desconocido en él anunció su retirada ante el asombro de todos, mientras, los demás barcos se mantenían pacientemente aguardando la llegada de la brisa. Maliciosamente, al despedirse de nuevo, añadió que se iba al gallego a comer pulpo: fue entonces cuando el resto de la flota, cual si Leviapan les persiguiera, comunicaron uno tras otro el abandono de la regata...

Luchando contra el Leviatán. ¡Esto es pescar y no ir al calamar!
...A excepción del GROP III y el PAPAYA, que se mantuvieron estoicamente hasta llegar a la meta. ¡Bien!
Jornada sin novedad, salvo el arriesgado remolque del Persei. Por lo demás, buen tiempo y mejor ambiente, con ganas de que llegue la próxima en la confianza de superar la cefalopododepencia y las bebidas espirituosas durante 3 horas.
Asistieron a la cita: GROP III, PAPAYA, TRAPELLA, ÑEQUE, ACALA, PERSEI, MARINAS, SAMOA.

Agradecemos la colaboración del CMT y del Puerto de Torredembarra

*Antagallar (antagallar): tomar rizos.
*Socolladas (socolladas): golpe de las velas con viento flojo.